domingo, 8 de noviembre de 2015

Mapa de pérdidas territoriales de Bolivia y la lógica chilena

Chile pretende difundir la extraña lógica de que Bolivia no tiene nada que reclamar porque otros países le arrebataron más territorio.

Resultado de imagen de Ricardo Lagos mapa a Bolivia
Fuente Emol 2015.
Por: Andrés Guzmán Escobari
Publicado en Página Siete 

Hace algún tiempo el ex presidente chileno  Ricardo Lagos Escobar dijo que Bolivia nació a la vida independiente con más del doble de territorio del que actualmente posee y que, de todo el terreno perdido, sólo el 11% está en poder de Chile. Pero más allá de las implicaciones políticas que tienen esas afirmaciones y de sus imprecisiones que serán aclaradas más adelante,  al parecer, las declaraciones del exmandatario chileno fueron tomadas muy en cuenta por el canciller de ese país, Heraldo Muñoz, que decidió incluir en su estrategia comunicacional para hacer frente a la demanda marítima boliviana, un mapa que refleja exactamente lo que Lagos afirmó y que pretende difundir la extraña lógica chilena de que Bolivia no tiene nada que reclamar a Chile porque otros países le arrebataron más territorio.  

En efecto, según esa lógica, un ladrón es menos ladrón porque a su víctima también le robaron otros ladrones; o un violador es menos violador porque la víctima fue violada después por otros violadores que, según su propio entender, le hicieron más daño. 

Esta nueva lógica chilena, que afortunadamente ya no desconoce la usurpación y la anexión territorial forzada, no toma en cuenta el concepto de cualidad marítima, es decir, que el daño infligido no sólo se mide en términos cuantitativos (kilómetros cuadrados), sino principalmente en términos cualitativos (acceso a otros espacios geográficos). 


En comparación con las otras dos grandes pérdidas territoriales que sufrió nuestro país en favor de Brasil y Paraguay (con Argentina no hubo pérdidas territoriales y con Perú fue mucho menos), es bien sabido que Bolivia no dejó de ser un país amazónico al perder parte del Acre en el primer caso ni que tampoco dejó de ser un país chaqueño por dejar de poseer parte del Chaco boreal en el segundo caso. No obstante, con Chile, como consecuencia de la Guerra del Pacífico, Bolivia dejó de ser un país marítimo puesto que perdió su única salida soberana al océano Pacífico y por ese motivo se convirtió desde entonces en un país geográficamente enclaustrado, es decir, un país sin mar.    


Aunque este concepto de cualidad marítima fue amplia y didácticamente explicado por nuestras autoridades al público chileno en varias oportunidades (desde Jaime Paz Zamora en la Asamblea General de la ONU de 1989 hasta Carlos Mesa en el programa de televisión El Informante de TVN en 2015), los encargados de la diplomacia chilena parecen no querer entender lo que Bolivia reclama y prefieren insistir en que este es un tema netamente territorial y eso, a pesar de que la Corte Internacional de Justicia de La Haya descartó de plano los argumentos chilenos de que la demanda boliviana estaría buscando modificar el Tratado de 1904 de manera encubierta y que ello pondría en riesgo el sistema internacional de las fronteras. 


Esa tozudez y falta de voluntad por entender la posición del otro que manifiestan las autoridades chilenas con su retórica intransigente y con su mapa de las pérdidas territoriales de Bolivia, no les permitirá avanzar en sus propósitos frente a la demanda boliviana porque se basa en una lógica moralmente equivocada y porque nadie en el mundo podría apoyar algo semejante. De hecho, ese mapa sólo servirá para reafirmar la legitimidad y la justicia de la demanda marítima boliviana que ya recibió el apoyo de innumerables personalidades, países y organismos internacionales. 


En cuanto a las palabras del expresidente Lagos, que luego fueron reafirmadas por el otro expresidente de Chile, Eduardo Frei,  cabe precisar que Bolivia no perdió la mitad de su territorio a manos de sus cinco vecinos, sino que en realidad lo perdido fue mucho menos de la mitad. De hecho, en todos los casos, excepto con Chile y Brasil, los límites fronterizos no estaban claramente definidos, se trataba de territorios en disputa en los que tanto Bolivia como los otros tres países circundantes tenían títulos provenientes de la Colonia que se sobreponían y en algunos casos se contradecían.



Resultado de imagen de MUÑOZ MAPA DE PERDIDAS TERRITORIALES
El Canciller Muñoz junto a los Diputados chilenos que mostraron el mapa de pérdidas territoriales de Bolivia 
Por tanto, no es correcto decir que Bolivia llegó a tener más de dos  millones de kilómetros cuadrados porque sobre una buena parte de esos territorios también concurrían los intereses y derechos de peruanos, argentinos y paraguayos que, al igual que los bolivianos, tenían títulos de posesión sobre esas tierras.


En el caso de Chile y Brasil es diferente porque con ambos países Bolivia había suscrito tratados de límites en el siglo XIX que definían claramente el límite fronterizo, es decir que no se trataba de territorios en disputa. No obstante, a pesar de ello, ambos países desconocieron lo acordado para apoderarse de lo que antes habían reconocido formalmente como boliviano. 


Por todo lo dicho, los encargados de difundir la posición de Chile ante la demanda boliviana deberían reflexionar sobre la calidad de sus argumentos y también sobre la efectividad de los mismos, pues no será difícil para Bolivia rebatir lo que vayan a explicar con esa su lógica equivocada y con su mapa de pérdidas territoriales, que en última instancia contribuye a demostrar que la demanda marítima boliviana no sólo se basa en argumentos históricos, económicos y jurídicos, sino también geopolíticos.

2 comentarios:

  1. Tranquilo Sr. Guzmán, entendemos perfectamente lo que busca Bolivia en el fondo, tratar de "modificar las fronteras fijadas en 1904", es lo que su país busca sin decirlo al público y sin que usted en el fondo reconociéndolo lo diga a su gente, el púnico argumento para decir que Bolivia no tuviera esa "cualidad" estaría en el hecho de que Chile hubiese literalmente incorporado el ex-litoral boliviano sin haber por lo menos hecho alguna atribución de libre tránsito por el territorio en cuestión, de haber sido así entonces se entendería esa pérdida de cualidad, sin embargo, las garantías de libre transito (y ventajas) que Chile otorga a Bolivia por el mismo tratado sin imposiciones de cargar y mercancías por puertos chilenos, demuestran plenamente que aun no teniendo propiedad, soberanía, o territorio litoral, Bolivia conserva esa cualidad, el día en que Chile decida no seguir dejar pasar productos Bolivianos por territorio chileno a sus puertos (que valga la redundancia no pasará porque conocemos la victimización histórica que hacen)recién ahí podrán decir que ya no tienen una cualidad marítima. lo púnico que vemos en tu blog es tu autocomplecencia para un juicio en la CIJ que ya saben que no les dará nada porque no obliga a Chile a un resultado predeterminado, obligar a negociar no obliga a llegar a un acuerdo predispuesto por una de las partes, lo que tu y tu gente no entiende es que incluso de llegar a negociar perfectamente negociando puede no llegar a nada, pero se cumple la instancia de haber negociado, lo que no reconoces es que mientras tengan a un presidente "loco" y "tartufo" como Morales que por si solo rechaza el tratado de 1904 y paralelamente tienen agentes que afirman respetarlo, sinceramente no otorgan ni la más mínima confianza a Chile de lo que realmente buscan, porque su política no es estable, es solo una suerte de coyuntura temporal que es reemplazada con otro presidente y de forma sucesiva. la cualidad marítima Bolivia la posee, incluso siendo por territorio chileno.

    ResponderEliminar
  2. Lagos y su incompleto mapa

    Ricardo Lagos, expresidente de Chile dio una conferencia de prensa en la que compara los territorios que Chile usurpó a Bolivia con otros territorios perdidos por Bolivia con otros países. En una posición de "nosotros robamos menos" quiere disminuir cuantitativamente la culpa chilena del despojo. Es que es menor la culpa por ser menor el despojo? Un territorio del tamaño de Inglaterra? Tiene que estar bromeando.

    Su singular descubrimiento es bastante curioso por varios motivos. Impulsa a pensar en el dicho "mal de muchos consuelo de "tontos" y tiene un extremo cinismo, casi irreal. Luego, omite lo más importante como es costumbre en Chile, que es que cuando Bolivia fue despojada de su Litoral perdió no solo el acceso al Océano Pacífico sino un espacio marítimo de 200 millas marinas multiplicadas por 400 kilómetros y esta es una omisión garrafal! Tampoco habla que esas 200 millas marinas conectarian directamente y soberanamente a Bolivia con el resto del mundo, situación de la que Bolivia fue y es privada por mas de 135 anos. Y encima, este espacio marítimo no figura en el tratado de 1904 por lo tanto puede ser considerado boliviano.

    Este es un intento de Lagos de causar conmoción internacional, es una estratagema de causar miedo entre los países que pueden tener problemas territoriales, es una elucubración producto de una maquinación que trata de encontrar un lado flaco de la demanda marítima boliviana.

    Pero lo que Lagos omite, y esto puede ser lo más importante es la historia que existe entre Chile y Bolivia, muy diferente a la historia que Bolivia tiene con otros países. Chile es el único país que ha declarado guerra a Bolivia en dos oportunidades, el único que ha tenido un plan de agresión iniciado por el siniestro de Diego Portales de expandirse al Norte y que fue consumado. Es el país americano que ha mostrado más saña y mas mala intención con sus vecinos.

    Sin embargo, la posición de Lagos, aparte del cinismo, da un paso directamente favorable para Bolivia ya que reconoce que se está tratando de los territorios ocupados de Bolivia. Muchos gobernantes chilenos no quieren ni pensar en el origen de estos territorios ocupados, que les estan dando superávits por todos estos años.

    Pero al mismo tiempo se puede decir que hubieron ventanas de lucidez y de justicia de parte de Chile y es cuando se reconoció que Bolivia debe tener por lo menos un puerto soberano en el Pacífico, en todas las oportunidades citadas en la demanda boliviana y que es apoyado por claros pensadores en Chile. Y esto es algo que Lagos omite también, de modo que su mapa y su forma de pensar son incompletas. Solo piensen en un mapa y las 200 millas marítimas bolivianas y dibujen rutas de conexión con otros países a través de océanos, prácticamente la conexión marítima con el mundo entero. Lagos no va a mencionar eso y guardará su posición cinica e hipocrita. Pero todo esto puede cambiar al reconocer que en esta instancia de la demanda boliviana no se están pidiendo todos los territorios ni espacios marítimos de vuelta (esta instancia les sale barato).

    De modo que la campaña de difusión de los motivos de la demanda de soberanía boliviana ahora pueden incluir la aclaración de que Bolivia no solo perdió territorios sino espacios marítimos, unos 130,000 km2, que aparte de conectar con el mundo tienen en sí toda la riqueza que puede proveer la industria pesquera y productos del mar.

    ResponderEliminar