lunes, 31 de enero de 2011

La Estrategia de Evo para Recuperar el Mar

Por: Andrés Guzmán Escobari
Publicado en Guayoyo en Letras 


Desde que Bolivia perdió su cualidad maritima como consecuencia de la guerra iniciada por Chile en 1879, sus gobiernos han intentado recupérala en numerosas oportunidades y de varias maneras, aplicando diferentes estrategias que por sus características pueden ser clasificadas en dos grupos: las de corte “reivindicacionista” y las de carácter “practisista”. Posturas que, a pesar de ser completamente contradictorias, actualmente están siendo combinadas en la novedosa estrategia que ensaya el gobierno de Evo Morales para recuperar el acceso soberano de Bolivia al mar.
La “tesis reivindicacionista” es una tendencia fundada en preceptos nacionalistas que sólo admite que la reintegración marítima boliviana se realice a través de la recuperación de los territorios perdidos en favor de Chile en 1879, para lo cual es necesario revisar el Tratado de 1904 que dejó a Bolivia jurídicamente enclaustrada. Esta postura, adquirió un importante impulso cuando a finales de la Primera Guerra Mundial, el Presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson, estableció las bases de un nuevo ordenamiento mundial a partir de 14 puntos, que proponían, entre otras cosas, la devolución de ciertos territorios que habían sido ocupados durante la guerra y la necesidad de dotar de un acceso al mar a países como Polonia y Serbia, que lo habían perdido en aquella conflagración.
Las propuestas de Wilson fueron interpretadas por los reivindicasionistas bolivianos, agrupados en el partido republicano, como una inmejorable oportunidad para demandar ante la Liga de las Naciones, la revisión del Tratado de 1904, lo cual finalmente se hizo cuando éstos llegaron al poder en 1920. En aquella ocasión, la demanda de Bolivia fue declarada inadmisible por la Comisión de juristas encargada de atender el caso porque, como es sabido, los tratados sólo pueden ser modificados por las partes signatarias y no así por un tribunal internacional.
La “tesis practisista”, en cambio, es una corriente fundada en conceptos pragmáticos y realistas que admite la posibilidad de resolver este asunto mediante la obtención de territorios que no fueron parte de Bolivia en el pasado, porque así se evita tener que modificar el Tratado de 1904, y principalmente, porque no es necesario interrumpir la continuidad del territorio chileno, lo cual, como era de esperar, ha sido siempre rechazado por Chile. A lo largo de la historia, la gran mayoría de las aproximaciones boliviano chilenas para solucionar el problema capital de Bolivia, se han basado en esta postura, las más relevantes fueron las tratativas que produjeron los Tratados de 1895, el Acta Protocolizada de 1920, la propuesta Kellogg de 1927, las Notas de 1950, el Acta de Charaña de 1975 y el enfoque fresco de 1987. No obstante, como es evidente, ninguna de estas tentativas tuvo éxito.
Hoy, después de más de un siglo de intentos fallidos en los que se aplicó diferentes estrategias en base a una de estas dos corrientes, el gobierno de Evo Morales ensaya una gestión diplomática sin precedentes, pues por primera vez en la historia se negocia directamente con Chile una solución al problema marítimo, siguiendo premisas practisistas; y al mismo tiempo, se mantiene un discurso de corte reivindicacionista. Política que aumenta su carácter inusitado si se considera que además se ha suscrito con Perú, una Declaración en la que este último se compromete a no obstaculizar un posible acuerdo boliviano - chileno “sobre el acceso al mar de Bolivia, en conformidad a las disposiciones del Tratado de 1929, y su Protocolo Complementario” (Declaración de Ilo: 19/10/2010).
En efecto, según informó La Tercera el 5 de diciembre pasado, con el gobierno de Michelle Bachelet se llegó a conversar sobre la eventualidad de que Chile transfiera a Bolivia un enclave situado en la región de Tarapacá, que fue parte del Perú hasta 1883, y que con la administración de Sebastián Piñera se estaría considerando la posibilidad de que Chile ceda a Bolivia un corredor sin soberanía al norte de Arica, también peruano hasta 1929; es decir, que se habría avanzado en posibles soluciones de corte practisista. Por otra parte, tanto Evo Morales como su Canciller, David Choquehuanca, han hecho declaraciones de carácter reivindicacionista. Mientras que el Mandatario expresó su deseo por recuperar Atacama, en referencia al desierto de ese nombre que formó parte de Bolivia hasta 1904 y que hoy conforma la región chilena de Antofagasta; el Ministro manifestó que “no se descarta la posibilidad de llevar este asunto a tribunales internacionales”, tal como sucedió en el fallido intento ante la Liga de las Naciones.
Si bien estos pronunciamientos podrían ser considerados como contradictorios o hasta contraproducentes, más parecen estar dirigidos a obtener un resultado en el corto plazo con miras a la oportunidad que se abrirá cuando la Corte Internacional de Justicia de la Haya emita su fallo sobre el caso entre Perú y Chile, que podría darse tan pronto como el 2013. Al respecto, el comentario de Evo Morales acerca de que “los bolivianos no pueden esperar otros cien años para volver al mar”, es otra clara muestra de la premura por alcanzar un acuerdo que permita el reconocimiento de los intereses bolivianos en el nuevo tratado de limites que muy probablemente los contendientes tengan que suscribir para definir su frontera maritima y el punto donde comienza su límite terrestre. En otras palabras, para Bolivia es la gran oportunidad para lograr que se abra el candado de su encierro impuesto por Chile, y cuyas llaves las guarda Perú desde 1929.
Las declaraciones comentadas también demuestran que en esta oportunidad existe un verdadero interés del gobierno chileno por alcanzar una solución a este problema, ya que en el pasado bastó mucho menos que una declaración de corte reivindicacionista para que Chile se desentienda de continuar las negociaciones que había iniciado con Bolivia para resolver el problema de referencia. Interés que, según el autor de estas líneas, se relaciona con el objetivo chileno por liderar el proceso de integración regional para lo cual deberá solucionar previamente, sus problemas vecinales.
Por todo lo dicho, no queda más que esperar que la novedosa estrategia boliviana logre combinar ese interés chileno con el beneplácito peruano, para permitir que Bolivia se reintegre a la vecindad del mundo a través del mar.  
Nota: los comentarios vertidos son opinión del autor y no reflejan la postura del gobierno de Bolivia. 

9 comentarios:

  1. UDS LOS BOLIVIANOS HACEN TODO LO POSIBLE PARA NO TENER MAR,NO HE LEIDO NUNCA ALGUN COMENTARIO CENTRADO Y CON VISION PARA RECUPERAR EL ACCESO MARITIMO, TODOS DAN SOLUCIONES SIN ANTES HACER UN ANALISIS Y COMO RESULTADO DE ESTE , SE PRESENTAN LAS POSIBLES SOLUCIONES, SI DESEA QUE HABLEMOS DEL TEMA CONTACTARSEY PODREMOS TENER UNA CHARLA , SIEMPRE QUE SEA CON ALTURA DE MIRAS ATTE CARLOS PLAZA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Plaza:
      Me interesa conocer su opinión y conversar con usted sobre las posibles formas de resolver el problema que genera el enclaustramiento de Bolivia. Por lo cual, le voy a agradecer que me dé su correo electrónico o me escriba a andriguzman@gmail.com.
      Saludos

      Eliminar
  2. A mi me parece que ha éstas alturas del gobierno de Piñera, y considerando el resultado de la Asamblea de la OEA en Cochabamba y de la Asamblea N° 67 de la ONU, está más que claro que el análisis de Guayoyo estaba más que equivocado.
    Estamos seguros que no habrá mar soberano para Bolivia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Patricio:
      El análisis fue correcto porque el gobierno de Bolivia continúa aplicando la tesis reivindicasionista y practisita al mismo tiempo.
      Sin embargo debo reconocer que el pronóstico a futuro no fue correcto, fue demasiado optimista.

      Eliminar
  3. Es una lástima que el señor Morales haya caido en lo que cayeron casi todos los gobernantes anteriores de Bolivia, cuando sentian amenazada su supervivencia en el poder o el pais iba de mal en peor, o simplemente por hacerse notar, entonces sacaban a relucir el problema del encierro que sufre Bolivia, alimentado estúpidamente desde la infancia en algunos sectores sobre todo del Altiplano del pais, ya que el resto de Bolivia no le interesa mayormente, pues tienen suficiente y entienden porque se perdió el mar. Una lástima que Morales como muchos de sus predecesores utilicen la historia segun su conveniencia, desconozcan los reales motivos de la pérdida del mar, insinuan que Bolivia y Peru eran santos palomos en 1879, cuando fueron estas 2 naciones quienes provocaron todo esto, hoy claro Peru se hace el tonto y hace vista gorda con Bolivia y la deja sola, pues ya no le sirve y peor aun la mira en menos.
    El señor Morales hoy en dia aboga por salida al mar, pero da pena de la manera que lo hace, con tanta violencia y desprestigio hacia Chile y sus habitantes, como cree que esa nacion tomará sus palabras. Recientemente se hizo una encuesta a nivel nacional en Chile sobre la salida al mar para Bolivia. Yo pensaba que un alto porcentaje estaba a favor, pues Morales siempre habla del hermano pueblo de Chile, señores de hermano nada, el 94.5% dijo NO a cualquier intento de salida al mar SOBERANO, yo quede atónito, sabido es que los chilenos en general no gustan de los bolivianos, es un pais racista y hay que decirlo sobretodo con todo lo que sea o parezca indigena, pero tienen claro que por ese camino no habra jamas una salida al mar para Bolivia, quizas haya otras posibilidades, pero soberanas lo veo dificil. Pienso que este es el castigo de la vida para Bolivia y que no ha aprendido nada en mas de 130 años de cuento, la buscamos y la encontramos, hoy se llora por algo que generaciones tras generaciones no han conocido, solo a traves de una historia targiversada, tener mal no nos hara mas rico ni mejores, seguiremos igual de pobres, pues los gobernantes de turno son pobres de pensamiento y seguimos en la misma. Morales me decepciono, cayó en lo mismo, se cree el salvador, la verdad es que ni el esta seguro de poder salvarse. Nuestros vecinos habian sido indiferentes con este tema, estando en Chile me daba cuenta que para ellos en general no era tema, de hecho siempre decian que los Bolivianos siempre venian a sus playas y de hecho Arica en verano esta lleno de bolivianos, los mismos que antes de venir les dan palos a los chilenos con su tema marítimo. Creo que hay otros medios y hoy en dia solo hemos sembrado mas odio y rencor de nuestros vecinos, que aunque no lo aceptemos y no lo queramos ver, son de temer, no por nada estan a años luz de nosotros no solo en lo económico, social, salud, sino que en lo militar ellos no necesitan moverse de sus casas para apretar un boton y Bolivia sería historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sus palabras denotan un desconocimiento absoluto de lo hecho por la diplomacia boliviana en relación a este tema a lo largo de la historia, no se trata de un asunto circunstancial que sirva para aumentar la popularidad de los gobernantes de turno, sino de una política de Estado coherente y comprensible que refleja las ansias de justicia de todo un pueblo. Decir que en las tierras bajas no les interesa tener mar también demuestra desconocimiento, tengo muchos amigos cruceños y chapacos altamente comprometidos por esta causa y estoy seguro que son mayoría.
      Finalmente poner en duda los beneficios económicos y, en este caso, sociales y hasta psicológicos para la nación boliviana es no tener idea de lo que está hablando, existen estudios muy serios sobre los costos que genera la falta de acceso propio al mar que refutan sus apreciaciones y también estoy seguro que recuperar un acceso soberano al mar sería un importantisimo aliciente para levantar el espíritu de los bolivianos.

      Eliminar
    2. o sea recuperar un acceso modificando fronteras zanjadas en un tratado? jajajajaja

      el tema marítimo es un elemento POLITICO boliviano, y esa aspiración no es mas que el no querer reconocer tratados, hablas de problemas de beneficios económicos ¿en serio? y que paso con el tema de la ALADI del año pasado? tu país denuncio obstáculos de libre transito contra Chile, el fallo de la ALADI ya salió y lo interesante es que LE DIO LA RAZON A CHILE ¿Qué pasó entonces? como una agencia no les da la razón entonces su prensa calla? gritaron por meses de ir a la ALADI, esta falla a favor de Chile y ahora se callan, el tema del mar es un ADOCTRINAMIENTO que nace desde el infante, no es raro que cuando crecen después le den con el tema, PERDIERON, HAY UN TRATADO, ESTA FIRMADO y COMPROMETIDO, Chile no va a modificar su frontera por una pataleta de décadas, ¿levantar el espíritu? uf, entonces están bien despechados, que pena, es territorio chileno, Bolivia no tiene NADA que objetar en territorio que no les pertenece existe una frontera, respétenla les joda como les joda, en Chile, los chilenos y su gente NO LES DARÁ NADA!!!

      Eliminar
    3. mucho blabla pongamos ispiritu en pensar.

      Eliminar
  4. Realmente el problema marítimo de Bolivia para los Bolivianos q amamos nuestra Patria es una herida abierta q no cierra ni cerrara hasta q no se impongan medidas acertadas a este problema comparto con ud. to- talmente su posición y espero poder comunicarme para aprender mas, a otros comentarios ni para q hacerles caso se nota q ud. es preparado y q habla con conocimiento de causa y argumentos bien fundados felicidades personas como ud. le hacen falta al país para poder crecer mi correo es nadiazharina@gmail.com

    ResponderEliminar